domingo, 7 de enero de 2007

La Fe no es un sentimiento, es un acto de la voluntad.

Y por eso la Fe se trata más de querer creer que de creer. Y porque para tener Fe es necesario haber aceptado primero que se puede tener Fe (es decir, que Dios es un individio confiable y Verdadero en su ser, hacer y decir), es completamente normal confiar después. La crisis sólo viene a señalar un punto que no está asimilado, pero se cree porque de antemano se creyó en la veracidad de cualquier sentencia Divina.

Ahora bien, las sentencias Divinas pueden conocerse por varios medios. Acaso a veces se escuchen (es el caso de la Voz), acaso a veces sean dictadas ex cathedra: como sea, la confianza existe. El punto es poner a trabajar la voluntad para que quiera creer (interesantemente es la misma dialéctica que la de cualquier relación personal, para luchar por ellas en tiempos difíciles es necesario querer hacerlo)...

...pero este post es sólo una lluvia de ideas.

1 comentario:

jOsEf dijo...

" La Fe no es un sentimiento, es un acto de la voluntad.
Y por eso la Fe se trata más de querer creer que de creer"

pero si dices que se trata mas de querer creer.... entonces si es un sentimiento.
Acaso el querer no se desarrolla bajo un sentimiento?

yo digo que la fe y la razon son dos cosas totalmente distintas.