viernes, 20 de abril de 2007

Paradiso Perduto

La música es teología cuando Dios habla a través de ella.

1 comentario:

Milo Hickman dijo...

Es una belleza esta película, no me canso de verla.

Creo que Dios se manifiesta de muchas maneras. La música es tan sólo una de ellas, aunque de las más sublimes, debo decir.